José  Ramón Álvarez Ruiz-Huidobro

José Ramón Álvarez Ruiz-Huidobro. Cinturón Negro 7° Dan

Sigue al maestro en Facebook

Está usted en: Inicio > Karate-Do > Un poco de historia

Un poco de historia

La cultura de Okinawa, entre China y Japón

A la derecha del continente eurasiático se extiende el archipiélago Japonés curvado en forma de arco. Al extremo sur numerosas islas pequeñas se dispersan como un rosario en el océano pacifico; entre ellas, las islas de Okinawa, cuna del Karate. Cuando se escribe en Japonés o en chino "Okinawa", los ideogramas evocan la forma de las islas "como trozos de cuerda de paja flotando sobre el océano".

La principal isla de Okinawa, cuya superficie es de tan solo 1220 Km., apenas una séptima parte de Córcega, se sitúa entre China y Japón y su cultura se teje con hilos de esos dos colores . El Karate es un ejemplo de ello.

Si deseamos captar el aspecto vivo de la historia del Karate, es preciso situarla en el contexto histórico de Okinawa.

Desarrollo de la cultura de Okinawa y los contactos con China, siglos XII - XIV

Hasta el S.XI, la utilización de utensilios de madera o de huesos era general en Okinawa. La importación de hierro desde Japón impulsa el desarrollo cultural de la isla, seguida de la introducción del budismo, de la escritura y otros saberes.

De los conflictos y alianzas de los siglos XII y XIII, surgen en el s.XIV tres estados, federaciones de estados tribales: Chûzan ("montaña del medio"), Nanzan ("montaña del sur") y Hokuzan ("montaña del norte"). Este periodo llamado "Sanzan-jidai" (periodo de las Tres Montañas) es el de la revolución agraria con la utilización de utensilios de hierro.

Primeros reyes de Okinawa

Es en el s.XIV que los jefes de los Estados de "Sanzan" entran en contacto con China, inaugurando así una nueva etapa en la historia de la isla. Satto (1353-1395), rey de Chuzan, Oufusato, rey de Nanzan y Haniji, rey de Hokuzan, buscan establecer cada uno por su lado una relación con la dinastía china Ming.

Según un documento chino, en 1376 el emperador Ming hace comprar a uno de sus vasallos azufre y caballos en Okinawa. Este escribe: "En este país prefieren para los intercambios comerciales las porcelanas y las fundiciones en lugar de los preciosos tejidos de seda roja o blanca." Los objetos utilitarios son pues mas apreciados que los objetos de lujo.

Es el rey Satto que establece, el primero, una relación de vasallaje con China. Para la historia del Karate de Okinawa, esta relación puede considerarse como la primera piedra del puente por el que los elementos originales del Karate serian importados de China.

El rey Satto establece también una relación con Corea en 1389. Los navíos mercantes van para corea pasando por Kyushu y las comunicaciones con Japón se hacen mas frecuentes.

En el periodo Sanzan-jidai (periodo de las Tres montañas), la sociedad de Okinawa evoluciona rápidamente. Hasta entonces, para cocinar utilizaban potes arcaicos de barro que se rompían a los cuatro o cinco días.

Entendemos entonces por que preferían los potes de fundición a las sedas. Con las preseas de hierro la productividad agrícola aumenta así como los conflictos internos que concluirán con la unificación de la isla.

Primer periodo de elementos culturales en Okinawa y Japón:

- Jefes de estado: Okinawa s. XI-XII -- Japón I a.c.-I d.c.
- Escritura: Okinawa s XII -- Japón s V
- Budismo: Okinawa s XII -- Japón s.VI
- Utensilios de hierro: Okinawa s.XVI -- Japón s. VI-VII
- Unificación del país: Okinawa s. XV -- Japón finales IV
- Calendario: Okinawa s. V -- Japón s. VII
- Estado organizado: Okinawa s.XV-XVI -- Japón s. VII
- Obras literarias: Okinawa s. XVI-XVII -- Japón s. VIII
- Obras históricas: Okinawa s. XVII-XVIII -- Japón s. VIII-X

Cuando el rey Satto estableció la relación de vasallaje con el emperador chino, sus cartas eran redactadas en Japonés con ideogramas chinos y con caracteres fonéticos Japoneses a los que los chinos llamaron escritura "renacuajo”. Luego, las cartas oficiales serian transcritas en chino por los residentes chinos de la isla. Los chinos le dan al reino el nombre de Ryukyu que sustituiría desde entonces el nombre original Okinawa-jima hasta los años 1880 en donde retomaría el nombre oficial de Okinawa.

Introducción del arte de combate chino en Okinawa.

a) La embajada china.

A partir de 1372, es el emperador de China el que concede el titulo de rey a los reyes de Ryukyu. Una embajada china se mandaba en cada sucesión al trono. Los habitantes de Ryukyu (Okinawa) llamaban "ukanshin" - el barco de la corona- al navío que traía la delegación china.

Desde 1392 a 1866 este acontecimiento se repitió 23 veces. La delegación se componía de funcionarios civiles y militares; podían llegar hasta las 500 personas. Residían entre tres y diez meses en Ryukyu, lo que pesaba mucho en las arcas de las islas, tanto que a veces el gobierno de Ryukyu ocultaba la muerte del rey para retrasar ese gasto.

Suponemos que esa delegación tuvo un papel importante en la transmisión del arte del combate.

b) Los chinos de Kumé.

En 1392, a la petición del rey de Ryukyu, Satto, un grupo de inmigrantes chinos se instaló en la aldea de Kumé, en la zona de Naha (la ciudad más importante de la isla). Al grupo se le llamaba: las 36 familias, pero no es del todo seguro que corresponda al número exacto. Esas familias, así como sus descendientes, vivieron en un circulo cerrado, manteniéndose a las creencias confucianas y taoístas.

Se beneficiaban de numerosos privilegios, disponían de funciones importantes en las relaciones china-Okinawa. Se encargaban de la redacción de los escritos oficiales y contribuyeron a la centralización del poder, y luego en la relación de dependencia respecto a China. Disponían, además, de técnicas de construcción naval mucho más avanzadas, las cuales difundían.

Según toda certitud los habitantes de ese pueblo cerrado practicaban un arte de combate y ese arte era una manifestación de su privilegio a la vez que reforzaba su autoridad y su capacidad de defensa.

Volveremos sobre el papel importante de esas embajadas chinas y de los residentes chinos de Kumé en la génesis del Karate.

Unificación de Okinawa - ss.XV y XVI.

A principios del s.XV Sho Hashi, después de vencer a los otros dos jefes, establece el primer estado unificado de Okinawa, "primer clan Shô”. Bajo la dominación de Sho, cada jefe de clan ("aji") residía en su territorio, gobernándolo con una cierta autonomía.

Después de un conflicto dentro de la familia Sho, empezó una época de turbulencias políticas, terminándose en 1469, cuando Kanamaru (ministro de finanzas del rey Sho) tomó el poder bajo el nombre de Sho En. Esta dinastía, "el segundo clan Sho" se perpetuará durante diecinueve generaciones hasta finales del XIX.

Integración de Ryukyu a la feudalidad japonesa. Ss.XVIII-XIX.

En 1609, el condado Japonés de Satsuma conquista el reino de Ryukyu, cuyo armamento se había hecho muy inferior al de los guerreros Japoneses e impone rápidamente su dominación. La crónica de Satsuma cuenta que hubo 57 muertos del lado de Satsuma y 531 del de Ryukyu. Los documentos relativos a ese enfrentamiento indican que el pueblo y la nobleza de la isla poseían escasas armas y, según relaciones escritas de Ryukyu, los fusiles de Satsuma, aparecieron como bastones mágicos. Los autóctonos estuvieron estupefactos y horrorizados, porque "los bastones escupieron fuego y los han matado."

¿Los habitantes de Ryukyu habrían luchado entonces con bravura utilizando el Karate? Esa imagen tan heroica está muy lejos de la realidad. Porque el "te" o "Okinawa-te"(Karate) aún no era ampliamente practicado, excepto dentro de la nobleza y de un modo secreto. Además, frente a numerosos guerreros, entrenados y con un armamento superior, los habitantes de Ryukyu, alejados de las armas desde hacia mas de un siglo, no podían resistirse mucho tiempo. Las dimensiones de ese enfrentamiento dejan fuera de juego la posibilidad de que la eficacia del Karate pudiera jugar un papel importante.

Según el "Wu- bei-zhi", tratado enciclopédico sobre la guerra y las artes marciales publicado en China bajo la dinastía Ming (1621), el arte de combate a manos vacías no sirve de nada en las batallas, pero está en la base de todo estudio de las armas. Es algo de lo que debemos acordarnos para reflexionar sobre la evolución de los artes marciales chinos. Gran parte del arte de combate a manos vacías se desarrollaron en vista de un manejo eficaz de las armas. Lo han sido de un modo independiente a partir del momento en que la necesidad de enfrentamiento con las armas disminuyó.

Esa lógica de evolución es la misma para los artes marciales Japoneses. Por ejemplo, el jujutsu, técnica de combate a manos vacías se desarrolló complementariamente al arte del sable. Sin embargo, en cuanto el arte del sable consiguió un alto nivel de refinamiento, se convirtió en un modo de perfeccionamiento de sí mismo. La técnica de combate a manos vacías se sitúa pues en la consecución de las técnicas del sable en cuanto algunos adeptos del sable consiguieron un nivel que les permitía dominar a mano vacía un adversario armado. La noción de eficacia cambia según la clase social, la dimensión del combate y el nivel de la persona.

Hasta finales del XIX, Ryukyu vivirá bajo la doble dominación de China y Japón. El condado de Satsuma admitía la permanencia de vasallaje de Ryukyu respecto a China, por que se beneficiaba así de la relación mercante indirecta con China, mientras que el régimen de shogunato del Japón prohibía estrictamente toda relación con el extranjero.

Frente a esa doble dominación, la isla se replegó sobre si misma mucho tiempo, sin que su cultura se afirmara. Y, ya en el s. XX, gracias al desarrollo del Karate, primero en el centro de Japón, luego en todo el mundo que la identidad de Okinawa se afirmo de nuevo.

Esta breve historia de Okinawa permite entender como la especificidad de la cultura de Okinawa se ha desarrollado integrando íntimamente influencias chinas y Japonesas. La articulación de estos tres elementos en distintas etapas históricas es indispensable para explicar la formación del Karate y entender el sentido técnico transmitido por las katas.

Formación del karate en Okinawa

La imagen sistemática del Karate que muchas veces se da de un arte de combate inventado por aldeanos desprovistos de armas para luchar contra un opresor, carece de todo fundamento histórico. Tan solo es el reflejo de una evolución un tanto más compleja. La historia de la isla permite entender de qué modo ese arte recibió la influencia china y como se ha desarrollado bajo dominación Japonesa.

Fue con Sokon Matsumura, nacido a principios del XIX que el Karate paso de la leyenda al conocimiento histórico. Para los adeptos de Okinawa, simboliza el pasado de su arte. Maestro de artes marciales, vasallo cercano al rey, representa la autenticidad de la transmisión del arte de la nobleza. Había estudiado además el arte de combate chino y el arte del sable Japonés. Su aportación consistirá en sistematizar el arte secreto de Okinawa transmitido hasta entonces de forma fragmentada.

La tradición esotérica

El arte marcial de Okinawa se desarrollo como un arte guardado secreto que durante mucho tiempo fue privilegio de la nobleza antes de difundirse en otras capas de la sociedad, pero siempre, eso sí, guardando el limite de iniciados bastante restringido.

El arte secreto de la nobleza

Hemos visto que en el s. XV, el rey de Ryukyu, después de haber ennoblecido a los jefes locales, prohibió el porte de armas. Al contrario de una idea preconcebida, la prohibición de llevar armas es pues bien anterior a la dominación de los feudales Japoneses.

Sin prejuicio de ulteriores investigaciones, no encontramos rastro de arte de combate particular en los ss.XV y XVI propios a los campesinos.

Si un arte de combate había sido transmitido por las embajadas chinas y por los habitantes de Kumé, fue la nobleza, formando un circulo privilegiado, que pudo poseer, la primera, la posibilidad de acceder a él.

En los años 70, la presentación pública de la técnica "Udon-te" ("udon" significa 'palacio') confirmo la hipótesis de un saber propio a la nobleza de Ryukyu. Esta técnica se distingue del Karate habitual por sus formas de agarres y por sus proyecciones cuya transmisión se reservaba a los hijos mayores de la alta nobleza. La familia Motobu es la única que pudo perpetuar esa tradición hasta principios del s. XX (ver apéndice I). Luego, Choyu Motobu, el último descendiente, temiendo por la desaparición de ese saber, la transmitió a su discípulo Seikichi Uehara que lo enseñaría en su dojo. Así fue como esos conocimientos salieron por vez primera de la familia Motobu. El secreto de la transmisión fue sin embargo mantenido hasta después de la II Guerra Mundial. El hermano cadete de Choyu, Choki Motobu (1870-1941), personaje importante en el Karate moderno, no tenía conocimiento del arte de la familia que practicaba su hermano mayor. Este hecho demuestra hasta que punto el secreto de la transmisión era respetado.

Aquí se alza una pregunta. ¿Porqué a la llegada de los Chinos, los grupos dominantes de Ryukyu se han interesado a las formas de combate a manos vacías y no al sable o al arco? Algunos sostienen que ya poseían formas de combate a manos vacías y con bastón y encontraron que los Chinos aportaban una posibilidad de perfeccionamiento. La oposición mantenida desde hace mucho tiempo en Okinawa entre los términos "To-de", el arte de combate chino y "Okinawa-te", el arte de combate de Okinawa, él mismo dividido en: Shuri-te, Tomari-te y Naha-te, nos hizo suponer la existencia de una práctica propia de Okinawa. Pero, de momento, por falta de documentos, eso permanece puramente hipotético. Personalmente pienso que el arte de combate de Okinawa se desarrollo a partir del arte de combate chino. En efecto, la sociedad Okinawense no había desarrollado un nivel técnico suficiente para elaborar un arte de combate en el momento en que se estableció un contacto frecuente con China y por otra parte, ninguna de las islas vecinas, de cultura muy semejante, desarrollo ningún arte de combate.

Los conocimientos se reducen aún mas en lo que respecta a una hipotética tradición marcial campesina. Sin embargo, existen ciertos indicios, pero no nos permiten remontar mucho en el tiempo. Es así como conocemos ciertas danzas locales, Ryukyu buyo, en la que los gestos nos recuerdan por momentos algunas katas de Karate.

El Karate de Tomari (Tomari-te), cercano al Shuri-te se cualifica a veces de "Inaka-te" ('Karate de campesinos') por parte de los adeptos del Shuri-te. Porque los adeptos del Tomari-te insertaban muchas veces gestos decorativos en las katas, tendencia contraria al Shuri-te que se esforzaban practicar la técnica de las katas con rigor y simplicidad.

En una charla conmigo en 1983, Hideo Tsuchiya evoco así el lazo entre las danzas tradicionales de Okinawa y el Karate:

"Hasta principios del s. XX, se celebraba en Okinawa, en ciertas fiestas, una danza con mimos, a veces mezclados de gestos de combate. Podía ocurrir que un adepto de Karate realizase la danza y que invitara o provocara a alguien para combatir públicamente, había incluso apuestas entre los espectadores. Dicen que Chotoku Kiyan (1870-1950) se había hecho experto y no ha perdido jamás en combate."

Fue en la ocasión de ese encuentro, que H. Tsuchiya me enseñó el kata Tomari-no-Chinto, conocido como chan-mi-gua-no-chinto. Ese kata, muy interesante para el combate, posee ciertos gestos en el limite de la danza y la técnica de combate.

Legado del arte de combate chino

El arte de combate chino tuvo un papel de primer orden en la formación del Karate. En efecto, el Karate no habría tomado esa forma sin el contacto del arte de combate chino, incluso dentro del caso incierto de la anterior existencia en Okinawa, de técnicas de combate suficientemente elaboradas para servir de base a la creación de un arte de combate.

De los documentos históricos disponibles, deduzco que el arte de combate chino ha sido introducido en Okinawa vía tres filiales complementarias : legado de los viajeros llegados de China, transmisión de los chinos instalados en la isla y, en una época un poco mas tardía, legado de los okinawenses que viajaron por China.

Elaboración del karate en Okinawa

Paralelamente a esos tres modos de transmisión, se plantea una cuestión: ¿existían en Okinawa técnicas de combate suficientemente elaboradas antes de la introducción del arte de combate chino? La cuestión permanece abierta, ya que no hay pruebas suficientes para refutar o afirmar su existencia.

Hemos podido constatar que el antiguo legado chino de Kumé y la renovación de K.Higaonna se juntan ; se denominación única a finales del s.XIX lo confirma . Los dos tienen en común la transmisión fiel y el desarrollo del arte de combate chino . De hecho, encontramos hoy día numerosos aspectos comunes entre el Naha-te (Goju-Ryu) y el arte de combate del sur de China.

El origen del arte llamado Naha-te en el s.XIX es pues relativamente bien conocido ; mas oscura es la formación del Shuri-te y del Tomari-te.

El dominio chino y el Japonés han repercutido de maneras bien distintas en la formación del Karate en Okinawa.

Si la dominación por los chinos se estableció con el consentimiento de la dinastía de Ryukyu para desarrollar la producción y el comercio de la isla, la dominación de los Satsuma ha sido impuesta en 1609 por fuerza . La sociedad okinawense tuvo que reorganizarse paulatinamente para responder a las exigencias de Satsuma y los vasallos, cuyos privilegios habían sido bastante reducidos, tuvieron que fundirse en las demás capas sociales para asegurar su supervivencia material . Podemos pensar pues que la difusión del arte de combate de los antiguos vasallos entre comerciantes, artesanos, campesinos, pescadores ha sido producto de la movilidad social de Okinawa provocada por el dominio Japonés.

Con el paso del tiempo, el arte de los privilegiados tomará formas diversas adaptándose al modo de vida de cada capa social . Desde luego esa adaptación se efectúo muy discretamente, ya que el arte de combate correspondía para ellos mas a un privilegio que a una necesidad vital . Para un antiguo vasallo convertido en campesino, la práctica familiar del arte se convertía en el único hecho diferenciador de su antiguo privilegio (vasallo) y era, pues, motivo de orgullo para su familia . Precisamente esa es una causa del carácter clandestino y esotérico de la transmisión antigua del Karate . El Karate se ha ramificado pues con la dispersión de los antiguos nobles y vasallos en las diferentes capas sociales . Podemos ver ahí la base de las diferencias entre estilos y una de las causas de la fragmentación del antiguo Karate.

Una figura de leyenda, Kanga Sakugawa(1782-1865)

Kanga Sakugawa es uno de los maestros de Karate de los mas antiguos cuya existencia es atestiguada . Su influencia en la formación del Karate es segura . Sin embargo, su vida es conocida tan solo a través de relatos legendarios que recordaré aquí . Kanga Sakugawa habría sido un "hidalgo"(apoderado, señor, noble) de Okinawa enviado a Chino por el gobierno para estudiar la cultura y las ciencias chinas y que habría conseguido el dominio del arte de combate chino, "to-de" .

Shoshin Nagamine, maestro de Karate nacido en 1907, cuenta en un recuento de leyendas sobre Karate y de las luchas locales de Okinawa un relato que él mismo había recogido de un anciano él también llamado Sakugawa (probablemente se trataba de un descendiente de K.Sakugawa).

"Todei Sakugawa destacaba ya en la infancia con una vitalidad y una inteligencia sobresalientes ; muy pronto se hizo adepto del arte de combate . Sus parientes tenían gran confianza en su porvenir . Ya en su juventud su talento había sido percibido por el gobierno de las islas Ryu-Kyu y fue enviado a China hacia la edad de treinta años . Viajar a China para entregar el tributo al emperador requería una gran preparación contra los ataques de los piratas . Tenían que dotar pues las embarcaciones cuidadosamente con cañones, arcos, fusiles y pólvora . Normalmente viajaban en grupos de tres navíos . Las velas se constituían de hojas de una especie de iris que resistían bien al viento y a la lluvia... En caso de ataque de piratas, cada dotación debía supuestamente asegurar la defensa de su barco y habría recibido la debida preparación .

La entrega del tributo expresaba el lazo de vasallaje y constituía uno de los acontecimientos mas importantes del reino de Ryu-Kyu . El viaje era una inversión muy pesada, y en el grupo había personas encargadas de estudiar en China y de dar parte de los frutos del trabajo emprendido . El viaje era pues organizado con gran esmero . El adepto del arte de combate tenia allí su sitio . Kanga Sakugawa fue elegido espontáneamente para asegurar la defensa del convoy...

La navegación fue perfecta hasta la víspera de la llegada a Fuzhu . Las tripulaciones empezaron entonces aflojando la vigilancia al ver la costa en el horizonte marino . De repente, en el crepúsculo voces hostiles empezaron a oírse y numerosas flechas se plantaron en el puente y en el palo mayor.

Eran piratas chinos. Los barcos fueron casi inmovilizados y un gran número de piratas abordaron los navíos. En cada navío, los combates entre la tripulación y los piratas se enfurecían . K. Sakugawa, ligeramente vestido, subió inmediatamente sobre el puente armado de un bastón de un metro ochenta.

Esgrimiendo su bastón parecía que cobraba vida, precipito varios piratas al agua golpeando, estoqueando. Mientras luchaba gritaba por sílabas estrofas de poemas locales :

"No conoces la fuerza de los jóvenes de Okinawa?"

Yo te lo enseñare tirándote al agua con mi bastón."

Pero de entre los piratas había uno capaz de resistir sus embestidas . De repente, mientras luchaba, cinco enemigos se abalanzaron por su espalda . Con la refriega, todos cayeron al agua.

Mientras luchaban en esta prolongada batalla llegaron los navíos de la flota de Fuzhou así fueron salvados los de Ryukyu sin padecer excesivos daños. Todos los supervivientes fueron rescatados del agua y llevados a tierra. K. Sakugawa fue rescatado entre los piratas . La noche empezaba a cerrarse y con la emoción y el desorden a nadie se le ocurrió pedir a los militares identificar a K. Sakugawa de entre los piratas rescatados.

De ese modo Sakugawa fue llevado con los demás piratas y entregados a la policía de Fuzhou para luego ser encarcelados en Pekín. La pena para los piratas que atacaban los navíos de los tributos de Ryu-Kyu era la muerte sin excepciones.

K. Sakugawa, que no había podido explicarse, esperaba el día de su ejecución junto a los demás piratas . En aquella época, en China, se daban buenas comidas a los condenados a la pena capital desde dos días antes de la ejecución . Ese momento había llegado para el grupo de Sakugawa . Pero uno de ellos no toco a nada que se le ofrecía . Ese era K. Sakugawa que no probo bocado durante dos días . Esa actitud atrajo la atención del guardia y lo comento a su capitán. Este hizo llamar al prisionero para examinarlo y descubrió que no era un pirata, sino un miembro de la tripulación de la flota de Ryu-Kyu . Después de investigar con la delegación de Ryu-Kyu, los chinos descubrieron que se trataba de Sakugawa y que había peleado con bravura contra los piratas. Los altos funcionarios chinos apreciaron con gran estima el informe que les había sido transmitido, a todo lo cual se añadió la actitud digna en la cárcel esperando la muerte . Le otorgaron pues la excepcional autorización de permanecer en Pekín. Es pues en esas circunstancias que Sakugawa pudo aprender el arte de combate chino.

No podemos saber hasta que punto este relato es cierto . Pero el Karate de Okinawa posee algunos elementos del arte de combate chino. La mayoría de la corriente de la Escuela del Sur, Pero examinando de cerca las técnicas, se puede constatar que dos de las tres corrientes del Karate, Shuri-te y Tomari-te, poseen explícitamente elementos de la Escuela del Norte.

Según este relato, Sakugawa habría recibido la autorización excepcional de residir en Pekín donde se practicaba el estilo de la Escuela del Norte . Podemos avanzar pues la hipótesis que la introducción de elementos del Estilo del Norte por un viajero de Okinawa se remonta a Sakugawa. Anteriormente la mayoría de los habitantes de Ryu-Kyu residían en la ciudad de Fuzhou, en el Sur de la China, la cual se volcaba en el comercio con Ryu-Kyu. Es por esa razón que antes de Sakugawa, los elementos dominantes del Karate se basaban principalmente en elementos traídos del arte de combate chino de la Escuela del Sur . Una renovación empieza pues en la tradición del Karate de Okinawa desde Sakugawa con la introducción de elementos nuevos. Esos elementos caracterizan el estilo de Shuri, luego el de Tomari, su descendiente.

Según la "Enciclopedia del Budo", Sakugawa habría ido en tres ocasiones a China, viajando hasta Pekín . En su tercer viaje, habría presentado a sus conocidos de Pekín su cadete nativo de Ryu-Kyu, Sokon Matsumura que habría de tener luego gran influencia sobre el Karate de Okinawa. En esa ocasión fue cuando Sakugawa contrajo una enfermedad y acabaría falleciendo en el año 1837. Fue entonces, como hemos visto, que habrían enterrado sus restos en los afueras de Pekín y un descendiente de la quinta generación habría encontrado su tumba en 1932. Hay un problema: si aceptamos la afirmación de la enciclopedia, nos encontramos ante una contradicción, ya que según el relato de S.Nagamine, Sakugawa habría nacido en 1782 y habría vivido pues mas de ochenta años. Si la fecha de su muerte en la enciclopedia es correcta, o tan solo habría vivido cincuenta y cinco años, o habría nacido hacia 1760. No tenemos ninguna forma de verificarlo.

En todo caso lo cierto es que el nombre "Todei Sakugawa", es decir "Sakugawa, experto del arte de combate chino", está grabado en la memoria colectiva de Okinawa. Hay una kata de bastón de nombre "Sakugawa no kon" que ha sido transmitida hasta nuestros días. Según S.Nagamine y T.Miyagi, maestros contemporáneos de Karate, la expresión "Todei Sakugawa", invocando el arte de Sakugawa, implica una comparación y constituye consecuentemente la prueba de que en Okinawa existía un arte local al que se comparaba. Esto tan solo es una simple suposición ; otra interpretación es posible. En Okinawa la palabra "to" se utiliza como adjetivo para designar la excelencia de algo proveniente de China. "Todei Sakugawa" expresaría pues la excelencia del experto Sakugawa, sin implicar oposición entre el arte chino y un arte local.

Respecto los practicantes de la generación siguiente, los relatos son ya un poco mas precisos y nos es posible de cierta manera confrontarlos con hechos históricos.

La primera escuela de karate, Sokon Matsumura

La historia del Karate según la tradición de Okinawa adquiere aspecto mas preciso desde Sokon Matsumura (1809-1899). En efecto, las investigaciones sobre la primera escuela de Karate cuya influencia sobre el Karate contemporáneo sea clara, nos llevan a él. Parecería que él fue el primero en haber transmitido un método sistemático. Lo que hoy llamamos Shuri-te remonta a su arte y su influencia contribuyo explícitamente en la formación del Tomari-te.

Es probable que Matsumura haya recibido la enseñanza de Sakugawa, pero según la tradición oral, ha sido un chino llamado "Iwa" que designo como su maestro en el arte de combate chino. Ningún documento avala sus relaciones con Sakugawa.

En las distintas versiones de la historia del arte de combate de Okinawa la figura de Matsumura es legendaria. Así pues es importante para entender la influencia que ha podido tener el considerar que había estudiado el arte marcial en Okinawa, Japón o en China.

La documentación respecto a él es muy fragmentaria, y su fecha de nacimiento incierta: 1798, 1800, 1806 o 1809. He retenido aquí la fecha de 1809 siguiendo la cronología de la "Enciclopedia del Budo".

Matsumura Sokon Bucho provenía de una familia noble de Ryu-Kyu. A los veinte años es nombrado guardia del Príncipe en el palacio de Shuri. No sabemos a qué edad empezó la practica de un arte de combate, pero su función de guardia del Príncipe deja suponer que en el momento de su nominación ya tenia un cierto nivel, sea por la escuela de los nobles, o ya sea a través de una escuela más popular.

En el primer año de su cargo Matsumura conoce un magistrado de Satsuma y éste le consigue la excepcional autorización de estudiar el arte del sable de la escuela "Jigen-ryu". La práctica y la enseñanza de esta escuela está exclusivamente reservada a los guerreros del feudo de Satsuma y el acceso tendría que haber sido cerrado a Matsumura el cual era vasallo del rey de Ryu-Kyu dominado por Satsuma. Podemos imaginarnos la energía con la que ese magistrado recomendó Matsumura para que le autoricen franquear la puerta del dojo de la Casa Satsuma en Ryu-Kyu. Conforme con la tradición, jura solemnemente, sellándolo con su sangre, guardar el secreto más absoluto sobre todo lo que aprenderá.

En 1832, con 24 años, Matsumura es enviado al feudo de Satsuma en misión de veintiséis meses. Recibe la autorización del gobierno de Ryu-Kyu y del feudo de Satsuma la autorización de entrenarse en la escuela de sable Jigen-ryu.

El entrenamiento básico del Jigen-ryu se llama "Tategi-uchi". Consiste en golpear el tronco de un árbol con un trozo de madera muy sólido de aproximadamente. un metro treinta. Se parte de una distancia de cuatro o cinco metros y lanzarse con tres pasos hacia un árbol con un kiai como si fuera el último de la vida y golpear el tronco con todas sus fuerzas. Hay que golpear el tronco hasta el agotamiento de la respiración, luego volver a empezar el ejercicio. Cuentan que cuando un adepto experto se entrenaba así, la violencia de los golpes repetitivos producía humo. "Tres mil golpes por la mañana y ocho mil por la tarde" tal era el nombre que se le daba al entrenamiento de base del Jigen-ryu. Para darse cuenta de la dureza de ese ejercicio, basta intentar golpear con todas sus fuerzas con un palo sobre en tronco de un árbol una docena de veces seguidas. Las manos empiezan a doler tanto que hasta se hace difícil sostener el palo en las manos.

La potencia y la velocidad de ataque en Jigen-ryu es notable y esa escuela es renombrada por su eficacia en el combate con sable. Los adeptos de la época de los últimos enfrentamientos con sable (1860-80) sabían que cuando se combatía contra un adepto de la Jigen-ryu, sobre todas las cosas había que evitar su primer ataque y nunca intentar pararle (detenerle, bloquearle). Únicamente si conseguíamos evitar el primer ataque podíamos entrever la posibilidad de una respuesta. En efecto, el ataque de Jigen-ryu era de arriba hacia abajo y en diagonal y cuando un adversario intentaba bloquearle con su sable ocurría casi siempre que la potencia del ataque bajara la guardia de su contendiente permaneciendo inalterable el recorrido del corte abriendo en dos partes el cuerpo del adversario. Por otra parte, el habitual examen de los cadáveres después de la batalla ponía de manifiesto que el ataque de Jigen-ryu se distinguía del de las otras escuelas de sable, porque el cuerpo aparecía hendido desde el hombro hasta la altura del ombligo de un solo tajo de sable.

En la escuela Jigen-ryu, el entrenamiento de Matsumura consiste principalmente en "Tategi-uchi"-tres mil por la mañana y ocho mil por la tarde- y luego del entrenamiento en el dojo. Tras dos años en Satsuma, su maestro "Ijuin" le concede el diploma de la Jigen-ryu manifestando que ha recibido la auténtica transmisión de su escuela, Matsumura regresa entonces a Ryu-Kyu. Tiene veintiséis años.

En 1836, dos años tras su regreso de Satsuma, Matsumura sale para Pekín con el grupo que llevaba el tributo del rey de Ryu-Kyu al emperador de China. Durante los quince meses que dura su estancia en Pekín, aprende el arte de combate de un maestro chino llamado Wei Bo, nombre que se lee en la pronunciación Japonesa "Iwa".

Se suele dividir el arte de combate chino en dos corrientes (estilos), el del norte y el del sur. Podemos suponer que la escuela de "Iwa" formaba parte del estilo del norte. Se trataba probablemente de la escuela "xingyi-quan", una de las tres escuelas principales del norte, ya que era la escuela mas estudiada entre los círculos militares de Pekín la que Matsumura haya podido frecuentar. De hecho, en la kata que se enseña hoy día bajo el nombre de Matsumura no Bassai (Passai) podemos apreciar una técnica muy próxima al "zuan-quan", uno de los cinco movimientos básicos del "xingyi-quan"; esa kata posee de igual modo técnicas muy cercanas al "ma-quan", golpe de "caballo" del "xingyi-quan". Desde el punto de vista de los movimientos técnicos, el Karate del estilo de "Shuri-te" presenta varias semejanzas con el "xingyi-quan" y con otras escuelas del norte de China.

"En el sable Japonés se adopta la guardia inmóvil, pero la eficacia es estremecedora ya que al instante, como un rayo, el adepto gana el combate. Sin embargo para llegar a ese nivel, se necesita diez veces mas tiempo de entrenamiento que a un adepto chino. Hace algún tiempo, de entre los delegados de Ryu-Kyu en Pekín, se encontraba un experto del sable Japonés al que ningún chino podía ganar. Ese hombre de Ryu-Kyu se consideraba de un nivel medio ."

Ese comentario de Shang Yunxiang, famoso maestro de xingyi-quan de entonces, ha sido transmitida hasta nosotros . "El hombre de Ryu-Kyu" nombrado solo puede ser Matsumura.

De vuelta en Ryu-Kyu en 1837, retoma sus funciones de guardia del rey. En aquella época modifico los ideogramas de su titulo "Sokon", que significa "descendiente principal", por otros ideogramas, que con la misma pronunciación significan "el maestro del arte del bastón". Cuentan que ese nombre la habría sido puesto por su maestro, Iwa, que le pareció maestro en el arte del bastón. Por otra parte, en Pekín, llamaban Matsumura"Wu-cheng-da" que significa "el que se perfecciona en el arte del combate"; ese nombre le habría sido también concedido por en maestro chino.

Matsumura conserva su función de Guardia con tres reyes sucesivos y, a la vez que cumple con su función de Guardia del rey, continua profundizando sus estudios, ya sea encontrando maestros chinos residentes en Ryu-Kyu, o estudiando las técnicas de combate transmitidas por los habitantes de Ryu-Kyu.

Según cuenta la leyenda, un mendigo chino vivía en una chabola junto al cementerio de Tomari. Matsumura descubre que es un adepto del arte de combate, empieza pues a visitarle periódicamente para aprender su arte. Ya siendo su alumno, Matsumura descubre de vez en cuando que en las katas que enseña ese maestro existen trozos inaplicables en combate. Emprenden entonces juntos un estudio para encontrar una forma correcta. Aunque ese maestro pretendía no saber leer ni escribir, le propone entregarle unas notas para que pueda captar mejor el significado de las katas que le había enseñado. Un día Matsumura recibe un rollo y se sorprende al ver que no se trata de unas notas sencillas, sino explicaciones técnicas escritas por un experto en caligrafía de primer orden. Ese maestro desapareció poco después. Se supuso luego que se trataba de un oficial chino disfrazado de pordiosero para espiar en el feudo de Satsuma.

Matsumura empieza poco a poco a enseñar su arte. Su escuela se llamaría mas tarde el nombre de "Shuri-te" según la localidad donde residía. Una variante de esa escuela llamada "Tomari-te" se desarrolló en la vecina aldea Tomari. El ejercicio de dar puñetazos al makiwara es típico de Okinawa, no se practica en China. Quizás se trate de una continuación y de una aplicación del "tategi-uchi" que Matsumura practicaba en la escuela Jigen-ryu? Incluso si el makiwara es anterior a Matsumura, está claro que su experiencia ha influenciado fuertemente la forma de utilizarlo.

Emitiré la hipótesis de que Matsumura ha dado al Karate de Okinawa un impulso introduciendo elementos de distinta procedencia que ha sistematizado. Esa evolución ha sido también creación, ya que los elementos chinos no han sido tomados tal cual. Así pues, con Sokon Matsumura comienza una fase de creación del Karate. Creación porque no se trata de una fiel imitación, sino de la integración sistemática al arte marcial de Okinawa de elementos chinos y Japoneses.

Surgimiento del karate moderno

Situación de Okinawa al inicio de la era moderna

La época feudal en Japón finaliza en 1867. Tras la dominación de la estirpe del Shogun, le sucede un poder ejercido directamente del Emperador y una extensión de la administración central. Los Japoneses modernizan pues su país con un gran esfuerzo para industrializarlo y constituir un ejército y una administración a la occidental. En 1879, los señores feudales Japonés pierden sus privilegios y la familia real de Ryu-Kyu es destituida. Ryu-Kyu es integrado en el nuevo estado Japonés convirtiéndose en el departamento de Okinawa. La industrialización de Japón es todo un éxito y, en 1894, el país dispone de un armamento moderno permitiéndole vencer en la guerra contra China.

Desde la antigüedad, la China representaba para los Japoneses la cultura madre. La cultura Japonesa había sido nutrida por China. Tras esa victoria, los Japoneses están llenos de júbilo y entusiasmo entremezclando sin embargo de cierta amargura, porque es esa China nutriente que acaban de herir. Para los nativos de Okinawa ese sentimiento es aún más intenso ya que China había sido mucho tiempo su dueño efectivo.

La victoria aumenta la confianza de los militares Japoneses que se van preparando para una guerra contra Rusia. El Japón entra en guerra en 1904 y consigue la victoria en 1905. En ese momento el país ya dispone de una infraestructura y de un sistema de administración y de educación modernos y centralizados.

El final del s. XIX ha sido para los okinawenses una época de redefinición marcada por la voluntad de proclamar su identidad Japonesa reafirmando su lazo con la etnia Japonesa y tomando cierta distancia respecto a la cultura china que había profundamente impregnado su modo de vida. Ese sentimiento de pertenencia se concretizo y se reforzó en la ocasión de la guerra chino-Japonesa. Eso no ocurrió sin recelos ya que la afinidad con la China permanece fuerte y algunos preferirán permanecerle fiel.

En Okinawa, como en todo el Japón, el estado pone en pie la escuela primaria en 1880, crea un liceo y una escuela normal (magisterio). En 1901, A.Itosu convence al inspector provincial de la instrucción pública adoptar para la educación física en las escuelas primarias una forma de Karate que ha concebido para tal fin. Tras la victoria contra Rusia, tres discípulos de Itosu del ejército vuelven vencedores y en 1905 el Karate es aceptado como disciplina de educación física en el liceo (estudios secundarios) y en la escuela normal de Okinawa, con la idea que la disciplina en cuestión contribuyera aumentar la voluntad combativa.

No podemos entender la evolución del Karate sin situarlo en una perspectiva socio-histórica. Okinawa, situada entre dos culturas y los dos poderes de China y Japón, ha permanecido mucho tiempo bajo la opresión; se integrará oficialmente y de pleno derecho al Japón moderno. A.Itosu aporta una modificación importante al Karate clásico con su idea de difundirlo e integrarlo en el sistema de educación. Sus esfuerzos tienden principalmente en establecer la identidad cultural de Okinawa respecto al nuevo Japón que también a su vez está afirmándose como Estado moderno. La evolución global de Okinawa explica también que encontramos numerosos adeptos del "te" (Karate) al final del XIX y principios del XX, el deseo de situar su arte en el rango de los artes marciales tradicionales Japoneses. Esto se nota claramente en los escritos de A.Itosu y de los maestros de la siguiente generación tales como G.Funakoshi, K.Mabuni, C.Miyagi, con un estilo en común inspirado en los escritos clásicos del arte del sable.

A.Itosu consiguió ser un punto de inflexión en la historia del Karate. En efecto, ha formado varios maestros que luego se convirtieron a su vez en fundadores de sendos estilos y escuelas sólidas y aporto numerosas reformas al Karate "clásico" para hacerle accesible a un gran número. Por esa razón parece justo considerar que el Karate moderno empieza con A.Itosu.

Anko Itosu, discípulo de Matsumura

Fue en gran parte gracias a Anko Itosu que nos ha sido legada la tradición del Shuri-te, la escuela de Matsumura.

A.Itosu nació en 1830 en el seno de una familia de funcionarios, no conocemos bien su primera formación en Karate. Según algunos relatos su primer maestro habría sido Nagahama, otras fuentes afirman que habría sido un chino llamado "Channan" el cual, como el maestro de Matsumura, se habría disfrazado de pordiosero y vivía junto al cementerio de Tomari.

Es hacia los treinta años que Anko Itosu se hace alumno de Matsumura. Frecuenta Anko Asato que era entonces uno de los mejores alumnos de Matsumura, pero solo es conocido en la historia del Karate porque ha sido el maestro de G.Funakoshi.

Matsumura enfatizaba mucho en el trabajo en solitario. Instruía sus alumnos principalmente con los katas Kushanku y Naifanchi. Hoy día conocemos bajo el nombre de "Matsumura-no-Passai" la interpretación personal de Matsumura del kata clásico "Passai (Bassai)". Hay otro kata que también lleva su nombre, "Matsumura no Seisan". Matsumura enseño varios katas a sus alumnos; la mayor parte de ellos han llegado hasta nosotros, gracias entre otros por el intermediario de Itosu.

Hemos visto que Matsumura se había entrenado en su juventud en el "tategi-uchi" del Jigen-ryu y que había adoptado ese sistema al Karate. Itosu privilegio el entrenamiento al makiwara. El objetivo de ese ejercicio es de aumentar la eficacia de los puñetazos, codazos, cabezazos, rodillazos, de las patadas, etc.

La intensidad del entrenamiento era tal que con cuarenta años su cuerpo era, dicen, como "una masa de piedra". Muchas veces cambiaba su makiwara por una pared de piedra.

S.Nagamine, maestro de Karate contemporáneo cuenta:

"El maestro Itosu ataba una suela de calzado de cuero sobre una piedra de una pared de cierre. Cada vez que golpeaba, la piedra salía disparada del otro lado. Después de repetir el ejercicio varias veces, la pared se derrumbo...

De joven fue a ver un combate de toros con unos amigos. En el camino, un toro les embistió. En vez de esquivar, A.Itosu se sitúo frente al toro y le propino un puñetazo en el morro del animal con un kiai. El toro vacilo y en ese momento A.Itosu le cogió por los cuernos y con la velocidad del rayo, lo derrumbo al suelo."

G.Funakoshi, alumno de A.Itosu, recuerda las anécdotas siguientes:

"Un día, en el momento en que el Maestro entraba en una taberna, un tipo que se había ocultado en el ángulo propino, con un kiai, un puñetazo al flanco del Maestro por la espalda. En vez de esquivar, éste recibió el golpe concentrando su fuerza. El puñetazo reboto. El agresor intento retomar distancia para atacar de nuevo, era demasiado tarde, su muñeca se encontraba cogida y apretada en la mano del Maestro Itosu el cual ni se había dado la vuelta. El agresor, con la respiración entrecortada, sudaba de angustia porque el agarre de Itosu era muy potente; era capaz de triturar con una mano un tallo de bambú grueso como un brazo. El maestro continuo caminando hacia el interior de la taberna como si no ocurriera nada. Su mano continuaba sujetando la muñeca del agresor, que se arrastraba tras él. Tomo asiento y pidió de beber a una camarera sorprendida de la escena.

Llegó la bebida; Cogió un vaso con su mano izquierda y, con la derecha, tiro del hombre hacia delante. El Maestro Itosu pudo ver por primera vez su rostro y la ofreció una copa sonriente.

"Ignoro el motivo de tu ataque, pero tomemos algo primero."

He aquí otra anécdota:

"Una noche, el M.Itosu sintió ruidos extraños junto a la puerta. Se levanto, y al acercarse a la puerta, pudo ver un ladrón que estaba rompiendo la cerradura.

El maestro lanzo un grito de asalto, su puño atravesó la puerta cuyos tableros poseían un espesor de una pulgada y asió de la mano del delincuente que se encontraba del otro lado. Este fue inmovilizado por la mano que le apretaba como un torno. Normalmente un tablero de madera se rompe siguiendo las vetas, horizontalmente o verticalmente, pero el puñetazo de un verdadero adepto perfora un agujero con el perfil del puño."

Existen otras anécdotas por el estilo de las que acabo de contaros.

A.Itosu apenas media 1,55 m, pero su musculatura testimoniaba de la intensidad de su entrenamiento. Cuentan que su tórax, ancho y grueso se semejaba a un tonel reforzado por todos los costados. Tenia 49 años en 1879 cuando la realeza fue abolida; el cambio de régimen provoca una reducción de los puestos oficiales (mas de siete mil parados de golpe). Sin embargo pudo conservar su antiguo trabajo de secretario en una oficina de la prefectura (ayuntamiento), con un sueldo muy bajo, pero la situación económica no le dejaba opciones. En 1885, con 55 años, se jubilo, trabajando esporádicamente como escribano público. Fue entonces cuando empezó a enseñar el Karate en el jardín anexo a su casa.

Kenji Tokitsu, 7° Dan de Karate

Metodología Integral Karate Kata

YA DISPONIBLE!!!

Metodología Integral Karate Kata

Obra registrada en el Registro de la Propiedad Intelectual

del Principado de Asturias

  • Detalles:
  • spanish
  • english
  • french
  • german
  • italian
  • portuguese

Número de asiento registral: 05 / 2003 / 321

Título: Kata Integral

Autor/es y titular/es originarios de los derechos:

Álvarez Ruiz-Huidobro, José Ramón

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

Shotokan Karate Do Asturias - Dojo Okinawa

Avda. de la Vega N° 81 bajo - 33940 El Entrego (Asturias) - España

Móvil: 608 24 72 42 / Email: okinawa_ramon@hotmail.com

Desarrollado por Peak Level y adaptado por Incicop S.L.L.